Aromas & sabores

Plantas aromáticas, aceites esenciales,recetas de cocina, cosmetica natural, todo sobre aromas y sabores


Cuidados Faciales…Adios granos!!!

Al despertar esta mañana, se descubre con espanto un grano  en el medio de la cara. Por encima de todo, no se apresure a  coger su kit de maquillaje. Mientras toma su desayuno, poner una cucharita en el congelador. Cuando esta muy fría,  se aplica directamente sobre la espinilla durante unos minutos. Esto la hará disminuir . Luego, utilizando un palillo de algodón empapado en zumo de limón, humedecer el grano  y deje que se seque. Después de treinta minutos, solo será un mal recuerdo.


Fitocosmetica alternativa a la cosmetica sintetica

fitocosmetica

fitocosmetica

Desde las épocas mas remotas  la cosmetica y los cuidados de cuerpos han suscitado un gran interés. El papiro de Ebers , que es el tratado medico mas antiguo, fue redactado alrededor del ano 1500 A.C durante el reinado de Amenhotep I, ya recoge una receta de exfoliante  a base de polvo de alabastro limo del Nilo y miel . Los cuidados personales forman parte de nuestro cotidiano y no hay nadie que no utilice todos los días productos de cuidado corporal. Sean cremas faciales corporales geles de duche pastas de diente perfumes….Todos estos productos que utilizamos para limpiarnos y embellecernos entran en contacto con nuestra piel como solo lo hacen los alimentos…Efectivamente su piel es el órgano mas grande que tienen su cuerpo un amplio terreno por el cual son absorbido una cantidad de productos que pueden pasar al torrente sanguíneo….

El Dr. Mercola dice ” poner productos químicos en su piel es en realidad mucho pero que la ingestión de ellos, porque cuando usted come algo las enzimas de su saliva y el estomago ayudan a descomponerlo y a luego eliminarlos del cuerpo. Al poner estos productos químicos en su piel, sin embargo, son  absorbidos directamente en su torrente sanguíneo, sin filtrado de ningún tipo ”

Todos deberíamos estar ya convencido de  que la aplicación de un cosmética no es diferente del comer, es nutrir !!!!

No importa por donde penetran las sustancias en el flujo sanguíneo, si son ingeridas por la boca o a través de la piel. Y si aun tienen dudas sobre la permeabilidad de la piel , es muy fácil tomen un diente de ajo y frotelo en la planta del pie, a cabo de 20 mn  notaran el sabor en la boca…En aromaterapia aplicamos aceites esenciales en la planta de los pies y sabemos que en unos 15 mn notamos los efectos….NO SE PONGAN EN LA PIEL NADA QUE NO SE PONDRIAN EN LA BOCA!!!!

Realmente somos muy confiados en lo que se refiere al usos  de cosméticos…Cada vez mas personas están leyendo en detalles las etiquetas de las alimentos que consumen eliminando de sus compras los  menos saludables, los que contienen mas conservantes colorantes y aditivos, y sin embargo cuando se trata de productos de belleza , ni intentan descifrar una etiqueta…La verdad, es  que en lo que a higiene y belleza se refiere,  somos muy confiados y la mayoría de nosotros utilizamos sin rechistar lo que la industria pone en nuetsras manos.
Si no le ha prestado atención aun a la etiqueta de un gel de bano una crema o un perfume hagan lo, y si consiguen descubrir de que se trata en realidad ,Bravo! Porque si no es un experto químico no sabra cuales son los ingredientes que entran en la composición de lo que esta comprando, confiando que es bueno.Con mención especial para la perfumería que con lo del secretísimo sobre la formula , no indican gran parte  de los compuesto que entran en la fragancia…Ya escribiré otro articulo especialmente dedicado a los componentes químicos de la perfumería….

Ya que empieza el ano hoy, me estoy planteando : si tuviera que renunciar a algun producto cual seria o al revés si tuviera que quedarme solo con uno ?
Yo elegiría quedarme con el perfume…Delicioso veneno !
Es una adicción,  cuando a uno le gusta una fragancia no la puede dejar….
Por algo hay que empezar !

Elegir uno y abandonar todo los demás por productos que verdaderamente sean útil a su piel a su belleza…Su salud, su bienestar y su belleza lo agradecerán…La cosmética puede hacer mucho por cada uno de nosotros, y deberíamos de preguntarnos porque unos productos destinados a promover  salud y bienestar  se han convertido en un problema y porque nos cuesta tanto reaccionar ante esto. La respuesta hay que buscarla en el enorme poder económico y cultural de la industria cosmética, que le confiere una enorme influencia sobre la población y  sus dirigentes. Se gastan  unos 4000 millones de euros anualmente en publicidad. Realmente  que venden,  no el producto sino vende la ilusión.
Nuestras ilusiones hacen crecer la industria cosmética que como ningún otro sector, ha resistido a guerras mundiales, varias crisis, crack financiero, las cosméticas (y sus productos derivados del petróleo)  siguen creciendo a un ritmo de un 5% anual.

Algunas cifras:
-Loreal invirtió en 2005,  10 veces mas presupuesto en anuncios publicitarios que en la investigación y desarrollo…
-Casi el 80 % no han superado pruebas exhaustivas que garanticen su inocuidad
-Detrás de las inofensivas palabras “perfume” “aroma” o “fragance” se esconden a veces mezclas de nada menos que 100 elementos químicos.
-Trastornos reproductivos y en el desarrollo de los ninos se han multiplicados: principal sospechoso determinados agentes químicos como ftalatos que se encuentran en productos de aseo.
-En 34 de 36 perfumes analizados se encontraron sustancias tan peligrosas como los ftalatos y almizcles sintéticos

Y para acabar esta frase de Sara del rio:

” Regalar un perfume o llevar puesta un agua de colonia debería ser una sensación agradable y no una fuente de exposición a sustancias químicas peligrosas que entran en nuestros cuerpos”

Creo que tendré que replantearme con que producto me voy a quedar 😉

Bibliografia: “El libro de la cosmetica natural”: Claudina Navarro – “Fitocosmetica” : Nestor Segundo Alvarez cruz 


2 comentarios

Las mejores resoluciones para 2013 !

Y aquí estamos, con otro numero  “2013” . Entro año nuevo ! Ya habéis pensado en vuestras buenas resoluciones 2013 …Todos hacemos los mismo, estamos llenos de buenas energías al comienzo .Que bien! Si conseguimos mantenerlas o no,  ya es otro tema pero lo principal,  es intentarlo siempre …Ya es un paso, y los caminos se recorren paso a paso .

Yo por mi parte intentare dedicar mas tiempo a este blog, que es una pasión y no un trabajo, y   dejar toda la información posible para los que  acaban de  decidir cuidarse como primera resolución 2013. Que encuentren aquí algo que les sea útil…
Para acercase cada vez mas al mundo natural .

Y para los que aun no estáis convencido de lo que os puede aportar, rozar la naturaleza,   simplemente porque no habéis parado a pensar en el tema, recordare algunas cositas que me parecen importantes.
También si hay tiempo, aunque tengo poco, voy a dedicar  mas post para dejar recetas y trucos que espero sean utiles a todas (y todos) ,sobre cuidados.Probar con cosas sencillas  es la mejor manera de acercarse a la fitocosmetica, cuidados naturales y todo este universo mas sano!

Hace poco mi hija me regalo un libro muy agradable que se intitula “pequeños gestos para una vida orgánica”, una lectura  muy agradable, el típico libro para leer en un principio de enero , es el libro de las buenas resoluciones…

Yo aqui dejare mi titulo del 2013 ” Pequenos gestos para una vida mas llena”

Feliz primer día del AÑO 2013

Aqui os dejo un calendario floral 2013

calendario 2013

La flor de cada mes


LA MAYOR PARTE DE LOS COSMÉTICOS CONVENCIONALES SON TÓXICOS

La semana pasada en uno de mis post comente sobre la toxicidad de los cosméticos y que publicaría  el articulo completo de la revista discovery salud http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=499
Pues aquí lo tenéis  por si os interesa ….

……………………………………………………………………………..

El simple hecho de lavarse la cara o el pelo, maquillarse, aplicarse un desodorante o teñirse el pelo se puede convertir en un atentado contra la salud si no se eligen los productos adecuados. Y es que buena parte de la industria cosmética utiliza aún como ingredientes de sus geles, jabones, perfumes, champús, maquillajes, desodorantes, productos para bebés, dentífricos, espumas de afeitar, etc., sustancias tóxicas capaces de provocar un sinfín de trastornos más o menos graves, cáncer incluido. Una realidad consentida por las autoridades que queremos poner en conocimiento del lector.

La normativa española sobre productos cosméticos –en concreto el Real Decreto 1599/1997 de 17 de octubre y la Directiva Comunitaria 2003/15/EC de 27 de febrero, traspuesta a ley nacional el 11 de septiembre de 2004- los define como “toda sustancia o preparado destinado a ser puesto en contacto con las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y mucosas bucales con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto y/o corregir los olores corporales y/o protegerlos y mantenerlos en buen estado”. La lista de productos que se pueden considerar cosméticos es pues amplísima y pasa por cremas, emulsiones, lociones, geles, aceites para la piel, máscaras de belleza, maquillajes, jabones, aguas de colonia y perfumes, champús, depilatorios, desodorantes y antitranspirantes, productos capilares, para el afeitado, para desmaquillar, para los labios, para el cuidado bucal y dental, para las uñas, para los bebés, para el cuidado íntimo externo, para la protección solar o para el bronceado sin sol…

Pero, ¿de qué están compuestos los cosméticos convencionales que utilizamos a diario? La ley dice claramente que no pueden contener sustancias clasificadas como carcinógenas, mutágenas o tóxicas pero un simple vistazo a las etiquetas –incluso de marcas internacionalmente conocidas y de prestigio- demuestra que las leyes no se respetan. Y son cada vez más los expertos que entienden que muchos cosméticos son auténticos venenos. Por legales que sean. Porque aunque la excusa sea que no son peligrosos ya que los tóxicos que contienen están en pequeñas cantidades hablamos de productos que en muchos casos se utilizan a diario y, por tanto, la cantidad de sustancias perjudiciales que termina entrando en nuestro organismo es al final elevada. La cantidad “aceptable” de sustancias químicas tóxicas en los cosméticos debiera ser cero. Lo apoya el hecho incontestable de que hoy está científicamente demostrada la gran contaminación que sufrimos todos (lea en nuestra web –http://www.dsalud.com- el reportaje titulado “Estamos todos altamente contaminados” que publicamos en el no 58). Y luego no se entiende por qué el número de casos de cáncer aumenta en todo el mundo año tras año…

LOS INGREDIENTES MÁS PELIGROSOS

Según la Agencia para la Protección de la Salud del Reino Unido cada mes aparecen más de 600 sustancias químicas nuevas que se añaden a la lista de las 80.000 ya existentes. Y, sin embargo, sólo se ha constatado los efectos que provocan en humanos ¡en menos del 10% de los casos! Es decir, hay “controladas” menos de 8.000 sustancias y de ellas están permitidas para su uso en cosmética algo más de 6.000. Permitidas… sin que entendamos además la razón ya que está constatado que muchas causan alergias, problemas de pigmentación, irritación de la piel, trastornos hormonales e, incluso, cáncer y daños genéticos a futuros bebés, como veremos a continuación. Y es que, contra lo que algunos pretenden que creamos, las sustancias de los productos cosméticos no se quedan en la capa más superficial de la piel sino que se absorben y pasan a la sangre pudiendo provocar dolencias de todo tipo.

¿Y cuáles de esos componentes pueden ser tóxicos? Al menos los que incluimos en estas páginas. Eso sí, advertimos que por razones de espacio no citamos todas las “sustancias sospechosas” de peligrosidad que utiliza la cosmética convencional, sólo los más comunes. Sustancias que, afortunadamente, no se usan en la cosmética natural en la que más del 90% de sus componentes son materias primas naturales de origen no animal. Aclarado este punto recogemos un listado de las sustancias consideradas más peligrosas. Por precaución, evítelas en la medida de lo posible. Son éstas:

-Aceites minerales.

Se trata de sustancias derivadas del petróleo que la industria cosmética utiliza como agentes antibacterianos y para mejorar la textura de las cremas de tal forma que resulte agradable ponerlas sobre la piel. También son uno de los ingredientes principales de los productos para el cabello, las lociones para después del afeitado, los desodorantes, los enjuagues bucales, los aceites para bebés, las pastas de dientes, etc.

Su uso industrial resulta muy rentable ya que son aceites que cuesta muy poco obtener, algo que para algunos prima sobre el hecho de que sean altamente cancerígenos. Además estas sustancias cubren la piel como si fueran una envoltura de plástico de tal forma que tapan los poros, bloquean la respiración de las células, extraen la humedad de la piel y la sacan a la epidermis de manera que ésta aparece brillante e hidratada. Pero sólo aparentemente porque, en realidad, a causa de esa capa plástica que la recubre la piel queda incapacitada para cumplir con sus funciones de defensa. Entre otras cosas, impide eliminar toxinas a través de la piel y, como consecuencia, aparecen acné, irritaciones, rojeces y otros desórdenes además de hacer que envejezca prematuramente. De ahí que cuando se dejan de usar estas cremas con aceites minerales la piel aparezca aún más seca y estropeada que cuando se empezaron a usar.

En las etiquetas estas sustancias pueden aparecer en su denominación latina o castellanizada (vea a este respecto el recuadro adjunto). Las más habituales son aceite mineral, paraffinum, paraffinum liquidum, petroleum, etc.

También son derivados del petróleo sustancias como el metilsilanol, la cera microcristalina, el ozokerite, el ceresin y la vaselina. Pero de entre estos derivados destaca especialmente el glicol propileno. Se trata de un líquido incoloro que forma parte de la composición de multitud de productos cosméticos… ¡y también de pinturas, detergentes para ropa, ceras para suelos y anticongelantes y líquidos de freno de los coches! De esta sustancia se pregona que ayuda a retener la humedad de la piel y que hace que ésta se perciba al tacto suave y sedosa… pero lo que no se dice es que numerosos estudios relacionan el glicol propileno con la dermatitis de contacto y con algunos trastornos del riñón o del hígado, que puede inhibir el crecimiento de las células epidérmicas e irritarlas (de hecho se le considera el principal irritante de la piel, incluso en concentraciones muy bajas) y que puede también irritar los ojos, causar trastornos gastrointestinales, náuseas, dolor de cabeza y vómitos además de afectar al sistema nervioso central.

Ftalatos.

Los ftalatos son sustancias disolventes y suavizantes que se pueden encontrar con excesiva facilidad en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo y desodorantes. Y eso que el Parlamento Europeo prohibió su uso –a partir del pasado 1 de enero- en la fabricación de juguetes que puedan meterse en la boca y en artículos de puericultura ya que se les relaciona con daños en los sistemas reproductor y endocrino así como con un aumento del riesgo de padecer asma y cáncer. Así al menos consta en algunos estudios; por ejemplo, en el realizado por la Universidad de Rochester (Estados Unidos) que señala que la exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebés varones. Pues bien, hay seis tipos de ftalatos que no se pueden usar ya ni en la fabricación de juguetes por razones de seguridad pero puede encontrárselos en diversos cosméticos. Revise las

etiquetas y evítelos, especialmente los tres primeros que mencionamos. Hablamos del dietilhexiloftalato (DEHP), el dibutilftalato (DBP), el butilbenzilftalato (BBP), el diisononilftalato (DINP), el diisodeciloftalato (DIDP) y el dinoctilftalato (DNOP).

-Fenol y fenil

El fenol y el fenil son sustancias que se utilizan como desinfectantes en el ámbito de la medicina y como conservantes en la industria de la cosmética. En el caso del fenol, por ejemplo, es conveniente saber que se trata de un alcohol que se produce mediante la oxidación parcial del benceno lo cual lo convierte en un ingrediente tóxico que puede afectar al sistema nervioso central, al corazón, al hígado, al riñón y a la piel. Nitropheno, phenolphthalein o chlorophenol son sólo algunas de las denominaciones bajo las que puede aparecer. En cuanto al fenil -que se incluye muy a menudo en los cosméticos con el nombre de phenylenediamine sulfate– penetra por la piel, accede al torrente sanguíneo y puede causar problemas hepáticos. Estos alcoholes son incorporados en productos de todo tipo pero especialmente en los enjuagues bucales. De hecho, algunos contienen más alcohol que la cerveza, el vino y otros licores (por ejemplo, el conocido Listerine contiene un 21,6% de alcohol y por ello en el recipiente figura una etiqueta de advertencia). Etiqueta que, sin embargo, no aparece en las lacas para el pelo, en muchas de las cuales el 95% de su composición la suele constituir el alcohol etílico. Pues bien, debe saber que cuando se enjuaga la boca con ellos el alcohol actúa como solvente y hace a los tejidos más vulnerables a padecer distintas dolencias, incluido el cáncer. Al menos así lo demuestran algunos estudios realizados al respecto. Los datos no dejan lugar a la duda: los varones que normalmente utilizan enjuagues que contienen un 25% de alcohol tienen un 60% más de posibilidades de padecer cáncer de boca o de garganta que quienes no los usan. En el caso de las mujeres ese peligro llega ¡al 90%!

-Ingredientes artificiales o sintéticos.

La lista de cosméticos que contienen ingredientes artificiales o sintéticoses prácticamente interminable: champús, dentífricos, jabones, geles, limpiadores faciales, lociones, acondicionadores para el pelo, mascarillas, etc.

Por un lado están los PEGs –abreviatura de glicol polietileno– que son sustancias emulgentes que se utilizan para cuajar agua y grasa o detergentes. En sí mismas no son tóxicas pero contribuyen a eliminar el factor protector natural de la piel por lo que el sistema inmune queda más expuesto y, por tanto, es más vulnerable. Es decir, que la piel y, por extensión, el organismo se hacen más receptivos a otras sustancias, incluidas las tóxicas. De ahí que no se permita usar más de cinco PEGs en un mismo producto. ¿Y cómo reconocerlas? Pues suelen aparecer con las siglas PEG seguidas de un número que indica su peso molecular pero también se las reconoce por las letras eth al final como es el caso de steareth, ceteareth o -uno de los más empleados- sodium laureth sulfate. Este último no debe confundirse con el sodium lauryl sulfate, un detergente muy irritante utilizado en el 90% de los champús y dentífricos convencionales que se encuentran en el mercado. Su efecto es tal que, por el simple contacto con la piel, se absorbe y se almacena en los tejidos del corazón, el hígado, los pulmones, los ojos y hasta el cerebro. Y su listado de efectos adversos no termina ahí ya que se sabe que también afecta al sistema inmune, interactúa con otros ingredientes favoreciendo la aparición de cáncer y en cantidades suficientes puede modificar el material genético contenido en las células. De hecho, en los laboratorios se utiliza para inducir mutaciones en bacterias. Además, al menos en animales, causa problemas de pigmentación en la piel, corroe los folículos pilosos y retarda el crecimiento del pelo.

Otro químico extremadamente peligroso es la diethanolamine (DEA). Y eso que se trata de una base detergente y espesante que figura en la etiqueta de más de 600 productos cosméticos y para el hogar. Sobre esta sustancia el doctor Samuel Epstin –profesor de Salud Ambiental de la Universidad de Illinois (Estados Unidos)- afirma que, aplicada en repetidas ocasiones sobre la piel de ratas, hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón. Afirmaciones sobre su peligrosidad que serían corroboradas porJohn Bally -supervisor de la División de Cosméticos de la Food and Drugs Administration o FDA (la “Agencia del Medicamento” estadounidense)- al reconocer que diversos estudios han establecido el riesgo que implica una exposición continua a ella, especialmente en el caso de los niños.

Colorantes.

Son sustancias que se emplean para darle el color deseado a cremas, geles de baño, maquillajes, tintes, etc. Pues bien, muchos de ellos han demostrado -al menos en animales- ser altamente cancerígenos y alterar las moléculas de ADN. Se les puede reconocer porque sus denominaciones incluyen las sílabas anilin o anilid –por ejemplo, el acetanilid– o por otras fórmulas más sencillas como HC (HC Orange 3), Acid (Acid red 73) o Pigment (Pigment Green

7).

Solventes.

Muchos estudios relacionan los solventes con el aumento de la incidencia de cáncer. Algunos de ellos -como los que contienen el término isopropil– se usan también como solventes de pinturas y forman parte de la composición de los líquidos anticongelantes de los coches. Es una sustancia derivada del petróleo que, sin embargo, la industria cosmética convencional incluye en tintes de pelo, cremas de mano, exfoliadores, cremas y espumas de afeitar, colonias y otros muchos cosméticos.

Fragancias artificiales.

Hablamos de fragancias muy baratas y de fácil producción que se añaden a perfumes, geles de ducha, jabones, desodorantes, productos para los bebés, champús, cremas de manos y corporales, etc. Se las considera peligrosas porque son bioacumulativas y se sospecha que puedan producir trastornos en los sistemas reproductor y endocrino. Además se ha observado que una vez sobre la piel pueden causar alergias, dolores de cabeza, mareos, tos, manchas oscuras en la piel, pérdidas de concentración y hasta cáncer. Entre otras muchas, se esconden en denominaciones como acetil hexametil -que incide sobre el sistema nervioso- o bromocinnamal -que resulta irritante para la piel-. Una de las más utilizadas es el tonalide.

-Liberadores de formaldehído.

Se trata de uno de los conservantes más utilizados por ser un potente antimicótico. De ahí que se utilice incluso en la fabricación de materiales de construcción y de muebles ya que previene y evita la aparición de moho y hongos. Es altamente cancerígeno por inhalación. Además exponerse a él puede causar dolores articulares, de cabeza o de pecho así como alergia, irritación y envejecimiento prematuro de la piel, daño en las membranas celulares y malformaciones en los fetos. Su uso está prohibido en cosmética pero como es un conservante muy barato y efectivo la industria se las ha ingeniado para crear sustancias que directamente no se pueden considerar formaldehídos pero que lo liberan. ¿Cómo reconocerlas? De dos formas. Una es fijarse en los ingredientes que se acompañan de la palabra urea como diazolidinil urea, imidazolidinil urea o poliximetileno urea (no debe confundirse con la urea que se encuentra en la sangre y que es el resultado del metabolismo de las proteínas). La otra forma de identificar estas sustancias es fijarse en que llevan las letras DM delante del nombre del conservante químico como es el caso de la DM hidantoina. Respecto de estas dos sustancias destacan los estudios realizados en la prestigiosa Clínica Mayo (Estados Unidos) que demuestran que el imidazolidinil urea y el DM hidantoina irritan el aparato respiratorio y la piel y pueden producir palpitaciones.

Y los mencionados no son los únicos conservantes liberadores de formaldehído. También lo hacen el dimetil oxazolidino, el armilacetato o el alkifenol.

OTRAS SUSTANCIAS DE LAS QUE PREOCUPARSE

El talco.

Es una sustancia químicamente muy similar al asbesto o amianto, elemento conocido por provocar cáncer (especialmente de pulmón). El talco forma parte de numerosos productos cosméticos, entre ellos los maquillajes y los polvos para los bebés. Pero también se emplea para lubricar los condones. En este sentido, por ejemplo, ya en 1997 se publicó en la Revista Americana de Epidemiología que a largo plazo usar talco en la zona genital hace que el riesgo de padecer cáncer de ovarios aumente hasta un 60%. Además se sabe que tapa los poros de la piel y que impide sus funciones normales.

-Aluminio.

Es otro elemento sobre el que también hay sospechas fundadas acerca de su toxicidad. De hecho se han realizado numerosos estudios –algunos de ellos incluso por la Organización Mundial de la Salud– sobre la relación entre el aluminio y el Alzheimer. Destacando el hecho de que en las autopsias realizadas a pacientes que padecían esa enfermedad se encontraran en sus cerebros grandes concentraciones de aluminio. Además gracias a esas investigaciones se sabe que el aluminio puede unirse al ADN y modificar su estructura así como alterar la actividad de los genes. Y su absorción se produce tanto por vía oral como a través de la piel. De ahí que los cosméticos que lo contienen sean una fuente de contaminación que se debe tener muy en cuenta.

Especialmente porque el aluminio –en sus distintas formas- puede encontrarse en cremas hidratantes, pintalabios, desodorantes, antitranspirantes, etc. Un ejemplo de la utilización

cosmética del aluminio es su presencia –en forma de clorhidrato de aluminio– en la mayoría de los antitranspirantes que se encuentran en el mercado. Sólo que si bien su acción astringente consigue reducir o inhibir el flujo de sudor también puede causar cáncer de mama al provocar la mutación de las células. Ello se debe al parecer a que al evitar la eliminación de toxinas a través de las axilas fuerza al cuerpo a depositarlas en las glándulas linfáticas que se encuentran bajo los brazos. Y tal sería la razón de que la mayoría de los tumores cancerígenos de mama se encuentren precisamente donde se encuentran esas glándulas.

Cabe agregar que efectos similares a los del clorhidrato de aluminio los provocan los parabenos, sustancias bacteriostáticas y fungicidas utilizadas en multitud de productos de belleza. Estas sustancias pueden imitar el comportamiento de los estrógenos y favorecer el crecimiento de tumores asociados a los niveles de éstos como es el caso del cáncer de mama. Lamentablemente los parabenos –en cualquiera de sus formas- se encuentran en más del 90% de los productos que permanecen en piel y en más del 70% de los que se enjuagan.

Mercurio.

El mercurio es un metal pesado de elevada toxicidad a pesar de lo cual a la industria cosmetic e la permite utilizarlo como conservante en productos de maquillaje y desmaquillaje de los ojos siempre que su concentración máxima sea del 0,007%. En la etiqueta se puede encontrar bajo la nomenclatura tiosalicilato de etilmercurio.

-Antioxidantes sintéticos.

Cabe mencionar elbutilhidroxitolueno oBHT (también puede aparecer como E-321). Se trata de un antioxidante sintético que a pesar de no ser un agente mutágeno es capaz de modificar la acción de ciertas sustancias que pueden provocar cáncer. Se ha constatado en ratas que a altas dosis afecta a la reproducción y al número y desarrollo de las crías.

OPTE POR LO NATURAL

Tras lo expuesto nuestro consejo es obvio: opte por productos naturales. Y sepa que para que un cosmético pueda considerarse “natural” ha de estar compuesto en más del 90% por materias primas naturales de origen no animal y carecer de sustancias irritantes, tóxicas o peligrosas. Tienen además la ventaja de que las sustancias que se usan en su fabricación proceden mayormente de plantas por lo que en muchos casos fortalecen y mejoran también las funciones dérmicas.

Eso sí, sepa que no existe una cosmética 100% natural ya que la mayoría de los productos llevan algún conservante -aunque sea suave- para garantizar su durabilidad y un emulgente que permita mezclar y cuajar las sustancias obtenidas de las plantas y el agua. En todo caso, la cantidad de sustancias químicas o sintéticas que se añaden –como vemos, por pura necesidad- es menor de un 10% de la composición final del producto. Esto explica, entre otras cosas, su elevado precio, superior al de los productos que para los mismos fines ofrece la industria cosmética convencional. Claro que cuando está en juego la salud no debería haber ninguna duda a la hora de elegir.


El resveratrol

El famoso Resveratrol del que tanto se habla….Dejo aqui la informacion que he encontrado….
Durante los últimos años , se han realizados numerosos estudios científicos que apoyan la relación existente entre la alimentación y la salud. Hoy sabemos que la fruta, por sus múltiples propiedades, es uno de los alimentos que aporta mayores beneficios. Entre sus actividades se encuentra la antioxidante, que ha suscitado gran interés debido a que en los procesos oxídativos se encuentra el origen de muchas enfermedades. La comunidad medico científica se ha encargado de divulgar entre otros, el efecto cardiosaludable que poseen algunos de los activos presentes en el vino. En concreto la uva (Vitis Vinifera), por la presencia del activo RESVERATROL, es uno de los alimentos que más beneficios proporcionan a nuestro organismo.

Multitud de estudios publicados en las revistas científicas de mayor índice de impacto, avalan que el resveratrol, además de su efecto antioxidante, activa ciertas vías genéticas, o “genes reguladores” que protegen a los organismos de un modo que los hace mas sanos, y probablemente les prolonga la vida. La influencia del resveratrol en la actividad de los genes de la longevidad es tan evidente, que se ha podido demostrar que en ratones que consumían a diario resveratrol incrementaban un 30 % la media de la vida y un 59% de incremento en cierto tipo de pez de vida corta. Otros estudios en vertebrados marinos, han revelado que el consumo diario de resveratrol retarda el inicio de envejecimiento cutáneo, ralentiza el decaimiento de la memoria y el decaimiento muscular y enlentece otros signos asociados al envejecimiento. Así mismo , se cree que el resveratrol es el responsable de la “paradoja Francesa” que relaciona la menor mortalidad cardiovascular de los Franceses (comparando con otros países occidentales) con el consumo regular de vino.

Hoy sabemos que el contenido de resveratrol en nuestra dieta es mínimo y su aporte procede casi exclusivamente del consumo de vino tinto. Se estima que para reproducir en humanos los resultados obtenidos en las investigaciones mencionadas , necesitaríamos consumir al menos 45 botellas de vino diario para beneficiarnos de los efectos de este activo.
Por todo ello el CSIC, interesado en los efectos beneficiosos de resveratrol proveniente de la uva, desarrollo un proceso que permitiese aislar y obtener este activo en muy alta concentración, sin alterar sus propiedades funcionales.

Según dicen los creadores del REVIDOX por su alta concentración en resveratrol contribuye a retrasar los signos externos del envejecimiento y ayuda nuestro organismo a combatir “desde dentro” el envejecimiento celular y los procesos fisiológicos relacionados con el deterioro de la matriz extracelular, mejorando el aspecto de la piel (flacidez , arrugas), refuerzo del endotelio vascular para ayudar a mejorar la circulación sanguínea en órganos diana fundamentales (cerebro,corazón,pulmon,ojos,piernas) que incide positivamente en la memoria, visión, movilidad…..
Esto es lo que se puede leer en el folleto del REVIDOX cada uno que decida si quiere probar.
Su precio en Farmacia es de 45 Euros por una caja de 30 capsulas ( 1 al dia)


Aceite de argan

ACEITE DE ARGAN
Un néctar raro y excepcional
Un líquido dorado, dotado de mil virtudes, el aceite de argán no termina de desvelar sus secretos. Tanto el aceite alimentario como el que se usa en los productos de belleza, conocen hoy una fama internacional a la medida de sus virtudes.

Árbol de vida, árbol bendito, árbol sagrado, árbol mítico… Cuando se trata de evocar el arganero (argania spinosa) los calificativos no faltan. Este árbol solo crece en marruecos, posee múltiples cualidades. Cada parte del árbol es explotable: la madera para combustible, las hojas alimentan a cabras y camellos, y el aceite es extraído de la almendra del fruto para la alimentación o la cosmética.
ARGANIER .”Árbol a la madera de hierro”
El origen le la palabra ARGAN viene de SERG, que significa en la tribu de Ait Bouzemmour “hacer madera”, lo que dio a posteriori ERG y después ERGEN sinónimo de ·”hueso de arganero” y se convirtió en ARGAN, árbol a la madera pesada o árbol a la madera de hierro…
Pequeño apartado extraído de: Farmacognosia fitoquímica plantas medicinalesEl arganero es una especie espinosa del sudoeste marroquí cuyo fruto carnoso se utiliza tradicionalmente en la alimentación del ganado .la semilla proporciona un aceite fuertemente insaturado .El insaponificable del aceite contiene alcoholes triterpenicos y esteroles derivados del cicloartano pero no sitosterol. Las tortas contienen saponosidos bidesmonosidos de ácidos polihidroxilados de las series del oleanano.
Detalles de la composición del aceite de argan
Principaux acidos grasos99 % de l’huile
Composition de l’insaponifiable1 % de l’huile

Acide palmitique: 12,6 %
Stérols: 140 mg / 100 g
Acide stéarique: 5,9 %
Acide oléique: 42,8 %
Tocophérols (vitamine E): 620 mg / 100 g
Acide linoléique: 36,8 %

El aceite de argán tiene propiedades dietéticas excepcionales. Tesoro de la naturaleza las mujeres verberes lo entendieron muy bien y pasan largas y penosas horas extrayendo este aceite único en el mundo;
El arganero crece al sur de Essaouira. Este árbol viejo de varios millones de anos, cubre actualmente una superficie de 800.000 hectáreas, con unos 21 millones de árboles. Su área geográfica, además del valle del Souss, va del sur de los montes del Haut-Atlas , al Norte del Anti- Atlas, hasta los montes de Siroua al este. Al sur del país se extiende hasta Guelmim, a las puertas del Sahara. Clasificado por la UNESCO como reserva de la biosfera en 1998, el campo arganero es de una vital importancia para el ecosistema de Marruecos en la lucha contra la desertificación del territorio. El arganero que puede vivir hasta 250 anos, es un potente proyector del suelo gracias a sus raíces que penetran hasta el nivel freático.
Además enriquece la tierra con la caída de sus hojas, sus frutos y la vegetación que crece a alrededor de sus tronco.
Poetas y escritores originarios de esta zona del país han evocado este noble árbol destacando su capacidad de sobreponerse a las peores sequias y resistir en un medio de los más hostiles. El arganero que no necesita mucha agua puede crecer en cualquier parte, según Nadia Radi científica, siempre y cuando el clima sea un invierno caluroso o templado, una fuerte humedad
“Arbre magique et vénérable, tes racines forent le roc et scellent avec la terre un pacte irrévocable; tu es le végétal le plus résistant et sans doute le plus beaux…” Mohamed Khair-Eddine
Hoy en día suenan las alarmas ya que este árbol está en peligro por la degradación del entorno.
ELABORACION DEL ACEITE DE ARGAN:
EL ARGAN es un fruto ovoideo verde del que se obtiene el aceite de argán. Hace falta mucho tiempo y paciencia para elaborarla. Entre junio y agosto, las mujeres recogen los frutos maduros que han caído al suelo y lo ponen a secar varias semanas al sol; Luego quitan una especie de vaina (tafyyoucht) como la de las almendras para, para sacar los huesos que son extremadamente duros(aqquayen).Luego a que machacar estos huesos para conseguir las
Semillas oleaginosas(tiznin) que hay que tostar ligeramente en un plato de arcilla a una temperatura muy precisa para exhalar el olor a avellana.
Después de esta etapa, hay que molerlo todo en un molino tradicional (azzerg) especialmente destinado a esta tarea, la pasta que se obtienen se vierte en una gran fuente. Ahora será amasada y prensada a mano durante un largo tiempo echando de vez en cuando un poco de agua tibia hasta obtener una pasta granulosa con un grano equivalente a la sémola del cuscús.
Se obtiene entonces u aceite color dorado como la miel y un residuo marrón que es utilizado como alimento para el ganado, y del que se extrae también compuestos químicos para la fabricación de cosméticos.
El aceite de argán posee, un sabor agradable afrutado a avellana. Es divino en la cocina? realza el sabor de los platos, como el cuscus, los pescados tortillas o ensaladas.También la pueden tomar solamente en crudo con pan tostado. Los ácidos grasos esenciales que contiene son muy recomendados para luchar contra el colesterol;
Cada vez mas conocido, figura desde ahora al menú de varios restaurantes famosos en Europa, Canadá y Estados unidos. El aceite de argán no solo es sabroso en boca, posee grandes propiedades dermatológicas;
Ralentiza el envejecimiento cutáneo, rehidrata y redynamisa el cuerpo. Es también excelente para la salud y especialmente para el corazón. En la farmacopea Marroquí, se recomienda contra el acné, los sabañones, las quemaduras y la varicela.
A recordar que el aceite de argán que se reserva para el uso cosmético no está torrefacto por una simple razón que este debe ser inodoro. Posee las mismas propiedades que el aceite torrefacto que es el de uso alimentario.
Verdadera riqueza nacional, el aceite de argán es una mina de oro que hay que preservar, no en vano se le llama “ EL ORO DE MARRUECOS”