Aromas & sabores

Plantas aromáticas, aceites esenciales,recetas de cocina, cosmetica natural, todo sobre aromas y sabores


1 comentario

Alimentacion Bio – SI !!!!!!!

Alentar una agricultura y una ganadería que fomenten la salud de las personas, los seres vivos y la naturaleza ya no es una utopía. Los alimentos ecológicos ganan terreno incluso en plena crisis. ¿Por qué?

Alimentarse de forma exclusivamente biológica es costoso, por eso conviene saber distinguir qué alimentos tienen más riesgos y cuáles no.Ecológicos a ser posible


Carne y leche. En la grasa se acumulan restos de hormonas, medicamentos y antibióticos. Además, el ganado vive en condiciones de hacinamiento. La producción de carne es en general muy costosa tanto económica como ambientalmente.
Fresas. Las que se producen en invernadero y se venden fuera de temporada están probablemente más contaminadas. Y no se pueden pelar.

Melocotón y nectarina. Estas frutas de piel delicada se encuentran entre las que reciben una dosis mayor de diferentes productos químicos (en los análisis se han encontrado hasta 26 productos químicos). Las variedades más tempranas están más limpias que las veraniegas.

Manzana y pera. Cepillarlas o pelarlas no sirve para eliminar completamente los agentes químicos utilizados. Además, la piel concentra buena parte de las vitaminas, minerales y antioxidantes.

Cereales integrales. Como se toman con cáscara, son preferibles biológicos.

Pimiento. Los que se producen en invernadero fuera de temporada son los más cargados de productos químicos. No es raro que los análisis detecten niveles por encima de los permitidos. No obstante, en los dos últimos años han mejorado radicalmente los resultados.

Uva. Las viñas se fumigan con diferentes productos químicos. Lavarlas no elimina por completo algunos residuos, que penetran a través de la fina piel.

Lechuga. Como crecen a ras de tierra son muy vulnerables. Para protegerlas se utilizan plaguicidas potentes.

Zanahoria. En su cultivo se emplean algunos de los plaguicidas que estarán prohibidos a partir del año 2012. Limpiarlas y pelarlas no sirve de mucho.

Apio. Carece de piel que lo proteja y que permita limpiarlo eficazmente.

Convencionales de calidad

Cebolla. Están amenazadas por pocas plagas y son resistentes, por lo que requieren escasos plaguicidas.

Aguacate. La piel gruesa protege la pulpa comestible. Hay que seleccionar las piezas que todavía estén duras. Se pondrán en su punto en dos días, manteniéndolas a temperatura ambiente.

Maíz dulce. Los granos suelen estar muy bien protegidos por las hojas. El problema ambiental del maíz es el abuso de fertilizantes durante su desarrollo.

Piña. Como en el aguacate, la piel protege el interior. Las piezas mejor tratadas son las que desprenden un suave olor aromático y dulce.

Mango. La pulpa está limpia de plaguicidas. Conviene elegir los que muestren un color más brillante y un aroma agradable.

Espárrago. Los espárragos no resultan apetitosos para los insectos, por lo que se les aplican pocos plaguicidas o ninguno. De todos modos, hay que lavarlos bien.

Guisante. Es uno de los alimentos que repetidamente aparece con una carga muy baja o nula de tóxicos, probablemente gracias a la protección de la vaina.

Kiwi. Su piel es una barrera infranqueable tanto para los insectos como para los insecticidas. Conviene elegir los de origen más cercano.

Calabaza, berenjena y sandía. Son plantas muy resistentes e impermeables a los plaguicidas.

Brécol. Como el resto de las coles, no sufre grandes amenazas. Prácticamente no requiere el uso de plaguicidas. Sin embargo, el agua de riego puede ser origen de contaminaciones.

Claudina Navarro y Manuel Núñez
revista cuerpo mente : Temas destacados Enero Nº 213

Anuncios


1 comentario

El apio sus propiedades

El Apio tiene un sinfín de propiedades gracias a su gran cantidad de nutrientes y, a la vez, a su bajo nivel calórico o sea depura, nutre y no engorda. ¿Ya sabías que el apio es ideal cuando buscamos depurar nuestro organismo y remineralizarnos a la vez?

Propiedades del apio
Gran remineralizante.
El apio es de gran ayuda en la hipertensión arterial ya que es rico en Potasio, dilata los vasos renales, aumenta la cantidad de orina y calma el sistema nervioso.
El apio tiene propiedades laxantes gracias a su fibra.
Ofrece efectos tranquilizantes, gracias a su contenido en ftálida.
Buen depurativo ya que tiene un efecto muy alcalinizante de la sangre (elimina el ácido úrico y otras toxinas del organismo)
Baja las tasas de ácido úrico y de colesterol.
El apio es ideal en el tratamiento de los problemas cardiovasculares (disminuye la presión arterial, baja el colesterol y tiene un efecto suavemente tranquilizante)
Sus efectos neutralizantes combinados con su aporte en silicio ayudan en la renovación de las articulaciones y el tejido conjuntivo (artrosis, artritis reumatoide)
Información nutricional del apio (por 100 g. crudos)
El apio es un alimento rico en Potasio (320 mg.)
Ácido Fólico y vit. C.
Contiene 41 mg. de calcio.
50 mg. de betacaroteno.
Sólo tiene 7 calorías.
¿Sabías que el apio…?
El apio es aconsejado en los tratamientos de acné, ya que al colaborar como depurador de la sangre, mejora dichos síntomas.

Autor: Mireya Olmo
Articulista de Enbuenasmanos
http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=537


La cebolla sus propiedades

La cebolla es un alimento bastante habitual en la mayoría de las culturas y quizá por eso no valoramos tanto sus propiedades y su aporte de nutrientes. Su riqueza en nutrientes como el Azufre la hacen ideal en problemas de piel, el cabello y asma

Propiedades de la cebolla
Sus propiedades son muchas, sobre todo si se consume cruda ya que la mayor parte de sus propiedades terapéuticas están en las sustancias volátiles que son las que nos hacen llorar cuando las cortamos.

Aquellas personas que no toleran la cebolla cruda pueden aliñarla con aceite de oliva (pica menos) o bien comer poquita pero más a menudo o tomarla ligeramente cocida.

Tiene un gran efecto alcalinizante sobre nuestro organismo lo que ayuda a remineralizarnos y eliminar las toxinas más fácilmente.

La cebolla es un buen diurético y está por ello muy bien aconsejada cuando hay edemas, hinchazones o cualquier problema de las vías urinarias.

Los hombres deben aprovechar que también beneficia a la próstata.

Ayuda en los reumatismos ya que favorece la eliminación del ácido úrico.

Su riqueza en Azufre y otros compuestos azufrados hacen que sea especialmente indicada para fortalecer el cabello y mantener una piel más sana.

Estos mismos compuestos azufrados y sus flavonoides le confieren también un gran poder bactericida y es así un gran desinfectante natural. En casos de tifus, gripes, disenterías, resfriados y otras infecciones siempre será de gran ayuda el tomar mucha cebolla.

Nuestro sistema nervioso también se beneficiará del contenido en fósforo y azufre de la cebolla. Por ello se recomienda tomar mucha cebolla a personas con depresión, agotamiento nervioso o insomnio.

A nuestras arterias “les encanta” la cebolla ya que gracias a sus minerales favorece su elasticidad y además las mantiene limpias de grasas como el colesterol. Es por este motivo muy indicada en cualquier problema cardiovascular así como en la hipertensión.

Los asmáticos deberían tomar cebolla cada día ya que sus efectos sobre esta enfermedad están muy bien documentados. Y es que la cebolla, gracias a su riqueza en Tiosulfinatos, alivia la constricción de los bronquios. Además es muy rica en Quercitina que también alivia las alergias (que son otro factor que complica el asma) Por si fuera poco, antes hemos comentado su gran poder bactericida que ayudará a los asmáticos a hacer frente a las infecciones respiratorias que a menudo se les complican y terminan en una crisis asmática.

Información nutricional de la cebolla (por 100 g.)
1,3 g. de Fibra.
23 Calorías.
0,9 de Proteínas.
140 mg. de Potasio.
31 mg. de Calcio.
32 mg. de Fósforo.
25 mg. de Vitamina C.
Muy rica en Azufre.
¿Sabías que la cebolla…?
Entre capa y capa de la cebolla hay una especie de tela muy fina. Si la aplicamos sobre una herida esta cicatriza más rápido y se reduce el riesgo de infección.

Otro uso tradicional muy eficaz es cortar una cebolla grande por la mitad y dejarla en nuestra mesita de noche junto a nuestra cama cuando tenemos resfriados, dificultad en respirar o mucha tos.

Autor: Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor
Articulista de Enbuenasmanos
http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=236


El ajo sus propiedades

El ajo es uno de los medicamentos más potentes que nos ha regalado la madre Naturaleza gracias a sus nutrientes y amplísimas propiedades o beneficios. ¿Sabías que el ajo es junto al aceite de oliva uno de los pilares básicos de la dieta Mediterránea?

Propiedades del ajo
El ajo es un eficaz depurador y fluidificante de la sangre, por su contenido en ajona.
El ajo reduce el nivel de grasa y colesterol, gracias a su aporte en alicina.
El ajo ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el Corazón y a las Arterias dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.
El ajo posee efectos antibacterianos.
El ajo purifica las mucosas, pulmones, nariz y garganta.
El ajo en uso tópico, su jugo es un estupendo germicida.
El ajo previene el cáncer de estómago.
El ajo colabora en la mejoría de todas las infecciones.
Información nutricional del ajo
Su contenido en alicina lo convierte en un alimento con grandes propiedades terapéuticas.
Su aporte en ajona, sustancia volátil que se obtiene al ser machacado, lo hacen un aliado contra los coágulos de sangre, recomendándose en enfermedades cardiacas.
Por su alto contenido en potasio, colabora en la eliminación de toxinas.
Ofrece Magnesio, el cual ayuda en la reducción de azúcares y en menor cantidad calcio, hierro, selenio, sodio y zinc.
¿Sabías que el ajo…?
“En muchos pueblos de España, cuando alguien estaba enfermo le colgaban un collarcito alrededor del cuello, hecho de ajos pelados atravesados por un hilito”.

Autor: Mireya Olmo
Articulista de: http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=69


4 comentarios

La alimentación , la 3ª medicina: bases de la dieta de Jean Seignalet

Para el doctor Francés jean Seignalet conocido autor del libro “ la alimentación , la 3ª medicina” la principal causa de la mayoría de las enfermedades reumatoligicas, neuropsiquiatrícas y autoinmunes además del origen de más del 65% de los canceres-entre otras patologías- esta en el “ensuciamiento de las células”.

”.”Ensuciamiento” que provoca los daños en el ADN que las lleva a cancerizarse y que está causado principalmente por las macromoléculas bacterianas y alimentarias procedentes de la alimentación moderna que traspasan el intestino delgado y terminan acumulándose en el organismo……
Fuente : http://www.dsalud.com/numero78_3.htm
Leer el articulo completo en discovery salud es muy interesante

Bases de la dieta

JEAN SEIGNALET ejerció como médico y catedrático en el Hospital de Montpellier (Francia). Fue director durante 30 años del departamento de trasplantes de su Hospital, y pionero en el trasplante de órganos y tejidos, en especial los renales. Su extensa formación como médico y biólogo le permitió elaborar una teoría global que relacionase gran parte de las enfermedades autoinmunes con la alimentación moderna, diseñando una dieta que aplicó con gran éxito a sus pacientes. Inicialmente diseñó una dieta para eliminar los posibles estimulantes del sistema inmune en enfermedades autoinmunes, especialmente en las reumatológicas: artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, enf. de Behcet…. Los buenos resultados obtenidos le animaron a aplicar su dieta a enfermedades autoinmunes de otras especialidades, y posteriormente incluso a otras enfermedades de causa no conocida. Los resultados de esta dieta sobre varias enfermedades se muestran aquí. En 1998 publicó “L´Alimentation ou la Troisième Médecine” (La alimentación, la tercera medicina), en el que expone las bases de una dieta sana y curativa/preventiva para muchas enfermedades, basada en su experiencia sobre más de 400 pacientes seguidos durante un largo periodo de tiempo.
JEAN SEIGNALET plantea su propuesta de dieta siguiendo una idea básica: algunos alimentos modernos están modificados respecto a los alimentos “ancestrales”, mientras que nuestro sistema digestivo no se ha modificado. Esta modificación de los alimentos viene dada por la alteración genética provocada por la agricultura, en el caso de algunos cereales, o bien por la cocción a altas temperaturas, que modifica la estructura de las proteínas. Así, las proteínas que ingerimos pueden no ser digeridas por completo, alterando el equilibrio de la flora intestinal y pasando de una flora de fermentación (fisiológica) a una flora de putrefacción (no fisiológica). Esta alteración de la flora y del contenido intestinal genera toxinas que se absorven y alteran el equilibrio del organismo. Esta alteración puede venir por la eliminación de este exceso de toxinas, en el caso de las enfermedades de eliminación, por el acúmulo de estas toxinas en determinados órganos, en las enfermedades por acumulación, o por la estimulación del sistema inmune por proteinas extrañas, en el caso de las enfermedades autoinmunes. La filosofía de la dieta consiste en ingerir alimentos que no estén modificados, y que por lo tanto sean totalmente asimilables.
Principios básicos:
• Exclusión de los cereales, con algunas excepciones.
• Exclusión de la leche animal y sus derivados.
• Consumo preferente de productos crudos (más del 70% de la dieta debería ser cruda).
• Uso de aceites vírgenes, obtenidos por primera presión en frío.
• Prioridad a los productos biológicos.
• Consumo frecuente de probióticos
EXPLICACIÓN:
1.- Los cereales:
– Prohíbe el consumo de los cereales modernos, ya que éstos están mutados debido a la selección de la agricultura. Se sabe que el trigo moderno tiene 21-23 cromosomas, mientras que el trigo “ancestral” tenía 7. Esta modificación afecta a la estructura de sus proteínas, que pueden actuar como toxinas al no ser digeridas por completo. Estas toxinas actúan también en el intestino, modificando la flora intestinal y creando una flora de putrefacción que afecta a la pared intestinal y crea todavía más toxinas.
– El trigo es peligroso, por las razones arriba descritas. Hay que eliminar por lo tanto los alimentos que lo contienen: repostería, pan, pasta italiana, cuscús, bulgur… No es válida la espelta, que a pesar de publicitarse como trigo ancestral, tiene 22 cromosomas. Tampoco es válido el kamut por las mismas razones. Tan solo la variedad escanda menor es válida, ya que esta sí contiene 7 cromosomas.
– El maíz es peligroso por las mismas razones que el trigo: el maíz original no medía más de medio metro, mientras que la planta moderna mide hasta tres metros.
– La cebada, el centeno y la avena son de la familia del trigo: deben ser excluidos.
– El arroz está aceptado. Ha permanecido en su forma salvaje prehistórica y la experiencia clínica demuestra que raramente es nocivo, incluso cocido.
– El trigo sarraceno es muy bien tolerado por los pacientes y está autorizado. Es probable que también el sésamo sea muy bueno.
– Sobre los cereales africanos (mijo, sorgo…) y otros (amaranto, quinoa…), Seignalet no tiene opinión definida. Probablemente no sean nocivos, ya que nunca han llegado a cultivarse de forma masiva. Estudios recientes indican que el mijo también es un cereal mutado, por lo que debería excluirse.
– Es posible utilizar harina, pero de los alimentos aceptados: harina de trigo sarraceno, quinoa, soja, garbanzos, arroz, plátano…
– No está permitida por lo tanto la pasta italiana tradicional (hecha a base de sémola de trigo) ni el cus-cus, ni el bulgur. Existen muchos otros alimentos que contienen trigo o otros cereales prohibidos, esto se descubre al leer los ingredientes de los alimentos.
– El almidón de maíz y de trigo sí que están permitidos, ya que no contienen proteínas si están purificados.
2.- Las leches animales:
La leche de vaca es un alimento muy nutritivo…para un ternero en época de crecimiento. Los humanos digerimos tan solo la leche de nuestra especie, y en época de lactancia. La proteína principal de la leche, la caseína, es difícil de digerir por completo, ocasionando los problemas mencionados más arriba.
– Prohíbe la leche animal (vaca, cabra, oveja…) y sus derivados (mantequilla*, queso, nata, yogur…).
* Es posible que un derivado de la mantequilla utilizado principalmente en la India, el ghee, sí esté permitido, ya que se trata de una mantequilla clarificada que ha sido purificada eliminando la proteína y la lactosa. Aunque no se mencione en el libro, es probable que este derivado sí esté permitido, ya que la prohibición de la leche viene de la dificultad de digerir su proteína. De todas maneras, se debería ser moderado en su consumo, ya que contiene sobretodo grasas saturadas. El ayurveda la considera un alimento medicinal, aunque esto no esté apoyado por ningún estudio científico.
– Esta supresión no provoca carencia de calcio, ya que los alimentos que consumimos ya tienen calcio en abundancia, y el organismo absorverá el calcio según sus necesidades. Más información aquí.
– La leche y el yogur de soja son buenos sustitutos de los lácteos clásicos. También existen otras leches vegetales: de almendras, avellanas, arroz…
3.- La carne:
– Es preferible consumir la carne cruda (carpaccio, steak tartare…) o bien poco hecha.
– Las charcutería cruda está permitida (jamón serrano, salchichón, chorizo, salchichas, salami…) y no lo está la charcutería cocinada (jamón cocido, morcilla, etc.).
– El auténtico foie-gras (hígado de pato-oca) está permitido, ya que su grasa es beneficiosa. No así el paté común, que suele contener leche y harinas.
4.- El pescado:
– Al igual que la carne y los huevos, cuanto menos hecho mejor. Aun así, el pescado cocinado es menos peligroso que la carne cocinada. Se puede cocinar al vapor, confitado…
– Los mariscos están permitidos. Y si son crudos (ostras…) incluso aconsejados.
5.- Los huevos:
Mejor crudos o pasados por agua, no duros.
6.- Verduras y frutas:
– Todas las verduras y frutas están autorizadas. Hay que consumirlas en gran cantidad.
– Las legumbres secas o leguminosas están autorizadas como las verduras, se permite como excepción la cocción en olla a presión.
7.- Frutos secos:
Aconseja que se consuman muchos: higos, dátiles, almendras, nueces, avellanas, olivas… Pero siempre crudos, nunca tostados.
8.- Otros alimentos:
– Seignalet aconseja la miel y el polen. También los granos germinados de leguminosas (soja, lentejas, etc.).
– El chocolate tiene que ser chocolate negro, biológico y que contenga azucar integral.
– El azúcar blanco debe ser eliminado en beneficio del azúcar integral, mucho más rico en minerales y vitaminas.
Probablemente en el libro no se insista lo suficiente en los peligros del azúcar blanco para la salud. Considero que es tan importante eliminar por completo el azúcar refinado de la dieta como en el caso del trigo y la leche. En esta página alertan sobre los múltiples peligros de azúcar blanco, ya que potencia varias enfermedades y se ha involucrado en el origen del cáncer, juntamente con otros factores. A algunas personas les puede resultar difícil psicológicamente renunciar a lo dulce, pero una vez el cuerpo se habitúa, se deja de tener la necesidad de consumir cosas endulzadas y se disfruta del verdadero sabor de los alimentos.
9.- Los aceites:
Seignalet aconseja los aceites siguientes:
– el de oliva porque aporta acidos grasos monoinsaturados.
– los de nuez, soja y colza que aportan ácido alfa linolénico.
– los de onagra y borraja que aportan ácido beta linolénico.Pero para él cualquier aceite es bueno para la salud siempre que sea virgen y extraído de primera presión en frío.
10.- Los condimentos:
Todos autorizados: sal, pimienta, vinagre, limon, ajo, perejil, mostaza, curry… Recomienda limitar el consumo de sal al mínimo y que esta no sea refinada sino sal completa (Sal Maldon…)
11.- Las bebidas:
– El agua de grifo y las aguas minerales nos aportan oligoelementos y minerales.
– Excluye las bebidas ricas en azúcar blanco: soda, zumos de gran consumo.
– La cerveza está excluída, porque contiene proteínas de la cebada.
– Tolera el café y el té en cantidades razonables.
– Recomienda el consumo de achicoria.
– Autoriza todas las bebidas alcohólicas (salvo la cerveza) en cantidades moderadas.
OTRAS RECOMENDACIONES
– Evitar al máximo la cocción de los alimentos. Comer muchos alimentos crudos, y cuando sean cocinados, que lo sean por debajo de los 110º C o incluso 100º C, por cocción a vapor dulce. A partir de esas temperaturas (y sobre todo, a más de 200º C) se crean numerosos mutágenos, células de Maillard e isómeros, que se convierten en toxinas una vez entran en nuestro organismo.
– Está permitido sofreir, estofar, cocer al vapor, o al horno dulce, ya que todos estos métodos no alcanzan temperaturas muy altas.- No se recomienda freir (se alcanzan 200ºC o más), y la cocción a horno tradicional (hasta 280ºC).
– Consumir con moderación los alimentos ahumados por su efecto cancerígeno sobre el estómago.
MEDIDAS COMPLEMENTARIAS DE ESTE RÉGIMEN
– No fumar.
– Hacer ejercicio con regularidad
– Tomar probióticos para regular la flora. Normalmente los probióticos se encuentran en farmacias o tiendas de dietética, en forma de cápsulas que contienen flora intestinal beneficiosa (Lactobacillus acidophilus, L. caseii, L. salivarius, L. plantarum, Bifidobacterium lactis, B. longum…). No es preciso que las cápsulas dispongan de todas estas variedades, pero sí hay que ser constante con la toma de los probióticos, sobre todo al principio de la dieta. Es aconsejable tomarlo antes de las comidas.
No queda claro en el libro durante cuanto tiempo es preciso tomar el probiótico. En general, creo que es especialmente importante al inicio de la dieta, y siempre que esté siguiendo un tratamiento antibiótico, para regenerar la flora intestinal. También existe una alternativa no láctea a las cápsulas, el kéfir de agua. En esta página podéis aprender como hacerlo vosotros mismos en casa, es muy sencillo siempre que consigáis obtener los gránulos de kéfir, los regalan en muchos herbolarios.
También:
– Probablemente, a pesar de no ser mencionado en el libro del Dr. Seignalet, sea muy beneficioso efectuar una depuración interna de los órganos principales, especialmente del hígado y el riñón. Dado que estos dos órganos son los principales encargados de la depuración de las toxinas, es posible que años de una dieta inadecuada haya saturado su capacidad de eliminación. A título personal, creo que depurar estos órganos puede ser efectivo en los casos en que la dieta no sea suficiente, o incluso potenciar su efecto cuando la dieta tiene un efecto parcial. Se puede encontrar más información sobre la este método aquí, esta página cuenta con un foro donde las personas que han hecho las limpiezas hepáticas y renales explican su experiencia.
Recientemente, la nutrición ortomolecular ha adoptado los principios del Dr. Seignalet para su práctica clínica. La nutrición ortomolecular añade a la dieta básica del Dr. Seignalet el conocimiento sobre la adición de vitaminas y oligoelementos a la dieta, para cubrir las deficiencias secundarias a una nutrición desequilibrada. Recomiendo el libro “La nutrición ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del siglo XXI“, de Cala Cervera, para los que quieran tener más información sobre el tema.
Este es un régimen que exige a la persona entender en base a qué razonamiento se le aconseja esta forma de alimentación para mejorar su salud, y tiene que echar mano de su inteligencia y su fuerza de voluntad para cumplirlo correctamente.

FUENTE : http://dietaseignalet.wordpress.com/bases-de-la-dieta/